Últimas Noticias

Reclamación de gastos por desplazamiento para asistencia sanitaria

¿Se pueden reclamar los gastos de desplazamiento para asistencia sanitaria en la indemnización por daños y perjuicios derivados de un siniestro?

La respuesta es un rotundo SÍ.
El artículo 141.3 de Ley de Responsabilidad Civil y Seguro en la Circulación de Vehículos a motor, tras la reforma operada por la Ley 35/2015, introduce expresamente la posibilidad de incluirlos en la reclamación por gastos asistenciales.

  • Artículo 141. Gastos de asistencia sanitaria.
  • 1. Se resarcen los gastos de asistencia sanitaria y el importe de las prótesis, órtesis, ayudas técnicas y productos de apoyo para la autonomía personal que por prescripción facultativa necesite el lesionado hasta el final del proceso curativo o estabilización de la lesión y su conversión en secuela, siempre que se justifiquen debidamente y sean médicamente razonables en atención a la lesión sufrida y a sus circunstancias.
  • 2. Las entidades aseguradoras podrán pagar directamente a los centros sanitarios los gastos de asistencia sanitaria y, en su caso, los demás gastos previstos en el apartado anterior, mediante la firma de convenios sanitarios.
  • 3. Se asimilan a los gastos de asistencia los relativos a los desplazamientos que el lesionado realice con ocasión de la asistencia sanitaria de sus lesiones temporales..

En CONSULT RECLAMACIONES somos especialistas en reclamación de indemnizaciones por siniestro y podemos asegurar que, en un altísimo porcentaje de casos, las compañías aseguradoras no aceptan pagar los gastos de desplazamiento derivados de asistencia sanitaria que reclama el lesionado en el siniestro. Esta actitud mantiene porque hay en resoluciones judiciales que exigen a la víctima una excesiva carga de la prueba, a pesar de que existe numerosa jurisprudencia que ampara a los lesionados, incluyendo en sus indemnizaciones este tipo de gastos.

Ciertamente, la carga de demostrar un perjuicio corresponde a quien lo reclama, pero imponer a la víctima una excesiva carga probatoria implica supone vaciar de contenido el mandato legal que exige la aseguradora indemnizar también los gastos de desplazamiento para la asistencia sanitaria derivada del siniestro.

¿TENGO QUE DEMOSTRAR DOCUMENTALMENTE LOS GASTOS DE DESPLAZAMIENTO PARA PODER INCLUIRLOS EN MI INDEMNIZACIÓN?

En CONSULT RECLAMACIONES partimos de una premisa esencial: que todo desplazamiento que no sea a pie supone un gasto. Es notorio y evidente que, si el lesionado acude desde su domicilio al centro asistencial en transporte público o particular y luego vuelve a su domicilio, habrá tenido un gasto, mayor o menor en función del medio de transporte y en su caso, de la distancia recorrida.

Al disponer de unos informes médicos que detallan las visitas realizadas en el centro médico y las sesiones de rehabilitación, podemos concluir que, en todas esas ocasiones, la víctima se ha desplazado y ese desplazamiento supone un gasto, que se deberá tener muy presente en la reclamación de nuestro siniestro, para que la indemnización suponga el correcto resarcimiento de los daños sufridos.

¿Es suficiente con esto? Lamentablemente, en la mayoría de casos no. Aunque cada vez encontramos más jurisprudencia favorable a las víctimas y numerosas sentencias que establecen cantidades a tanto alzado para indemnizar estos gastos, todavía nos queda un largo camino por recorrer en defensa de los perjudicados de los accidentes.

¿SI TENGO JUSTIFICANTES DE LOS GASTOS DE DESPLAZAMIENTO, ME LOS PAGARÁ LA ASEGURADORA?

En CONSULT RECLAMACIONES insistimos en la importancia de disponer la máxima prueba posible de los perjuicios sufridos en el siniestro. Para reclamar los daños y perjuicios sufridos en los siniestros, lamentablemente, tener los justificantes no supone una garantía de obtener la indemnización, ni siquiera ante un Juez.

Veamos las posturas más habituales de las aseguradoras para rechazar las reclamaciones de diferentes gastos de desplazamiento que reclaman los lesionados en un accidente.

En la mayoría de los casos, los desplazamientos se realizan en vehículo particular. Esto es así porque normalmente, la persona lesionada que después reclamará no está en condiciones de desplazarse en transporte público. Tampoco puede anticipar durante mucho tiempo los gastos de taxi y también, en ocasiones, especialmente cuando el lesionado tiene su domicilio en zonas rurales o pequeños municipios, no existe ese transporte público o su uso implica un auténtico periplo de trasbordos. En muchas ocasiones es un familiar o amigo quien lleva a la víctima al centro asistencial, al menos al principio, cuando las lesiones le impiden conducir. Los desplazamientos en vehículo particular generan un gasto de carburante, el desgaste de las piezas del vehículo y pueden ocasionar también gastos de aparcamiento y peajes. Lamentablemente, los desplazamientos en vehículo particular son los más complicados de demostrar, especialmente cuando la víctima, en el intento de ahorrarse gastos, no aparca en el estacionamiento del centro médico o éste no dispone de aparcamiento. Y aunque lo haga, es difícil demostrar el gasto de kilometraje.

Cuando los desplazamientos se hacen en taxi, las aseguradoras suelen discutir cuando las lesiones no son (a su entender), lo bastante graves como para tener que utilizar este medio de transporte. También rechazan cuando los tickets no indican origen y destino, los cuales deben coincidir con la dirección del domicilio y del centro asistencial. Si el ticket del taxi da esa información, las aseguradoras suelen reprochar que se use el taxi y no otro medio de transporte más económico, con lo que normalmente aceptarán sólo una parte de estos tickets, indicando que en un momento dado, la persona ya mejoró lo suficiente como para viajar en metro o bus.

Sólo nos quedan pues los desplazamientos en transporte público. Podríamos pensar que las aseguradoras estarán conformes en indemnizar a la víctima de un siniestro que utiliza el medio de desplazamiento más barato y reclama este gasto. Pero estaríamos equivocados. En ese caso el reproche habitual es que en las tarjetas (especialmente en los abonos mensuales) no aparecen marcados todos los viajes, por lo que como no se demuestra que efectivamente la víctima fuera al hospital en transporte público ese día, la compañía no considera demostrado el gasto de desplazamiento.

¿QUÉ DEBEMOS HACER PARA PODER RECLAMAR ESTOS GASTOS CON UNAS MÍNIMAS GARANTÍAS DE ÉXITO?

Entonces ¿qué debemos hacer para reclamar en nuestra indemnización los gastos de desplazamiento que nos ha supuesto la asistencia sanitaria?

Para poder reclamar por los daños y perjuicios sufridos en el siniestro, la víctima del accidente debe ser muy cuidadosa e intentar conseguir y conservar toda la documentación que pueda ser prueba o principio de prueba del gasto de desplazamiento realizado. En CONSULT RECLAMACIONES nos encontramos constantemente con víctimas de accidentes que solicitan nuestros servicios cuando ya disponen de una oferta que consideran insuficiente. Nadie les ha advertido de la prueba que necesitarán y sin prueba, la reclamación se complica todavía más.

Si se desplaza Vd. en taxi, solicite al taxista que emita un ticket donde conste el origen y el destino. Asegúrese de que el taxista indica correctamente las direcciones, pues si nos recoge en la parada o en la esquina, es muy probable que la compañía le discuta la relación entre ese trayecto y el accidente. Si se desplaza en vehículo particular, guarde recibos de carburante, tickets de parking (intente aparcar en el estacionamiento de la clínica, aunque sea más caro que la zona verde o azul, ya que, al aparecer la matrícula de su coche y el nombre del centro médico, tendrá un medio de prueba de que el trayecto lo realizó con su vehículo particular) y tickets de peaje. Y si se desplaza Vd. en transporte público guarde las tarjetas.

Si es Vd. consciente de la necesidad de demostrar los daños y perjuicios realmente sufridos en el siniestro, aumentará sus probabilidades de conseguir una indemnización más justa. Ésta es la base para reclamar el siniestro.

¿CÓMO CUANTIFICAMOS LOS GASTOS DE DESPLAZAMIENTO EN VEHÍCULO PARTICULAR?

Como hemos explicado, este es el medio de transporte más utilizado por los lesionados en un siniestro y al mismo tiempo, el que implica más dificultad para demostrar el gasto. En CONSULT RECLAMACIONES para cuantificar el gasto de desplazamiento para asistencia sanitaria que nuestros clientes han realizado en vehículo particular, aplicamos por analogía la asignación para gastos de locomoción exenta de IRPF según la Agencia Tributaria (0,19€/km) (Artículo 9 del Reglamento del IRPF).

En CONSULT RECLAMACIONES, comprobamos la distancia exacta entre el domicilio del lesionado y el centro asistencial. Una vez conocemos los Kilómetros, los multiplicamos por dos, extrayendo la distancia para cada trayecto de ida y vuelta. El resultado lo multiplicaremos por el número de visitas y sesiones de rehabilitación documentadas en los informes asistenciales. El importe total de kilómetros recorridos, lo multiplicaremos por el valor de 0,19€/km, con lo que obtendremos el gasto que puede imputarse por este concepto a la indemnización. Además, en caso de que existan gastos de estacionamiento o peaje, los incluiremos en la reclamación de esta partida indemnizatoria.

¿CUÁL ES LA POSTURA DE LOS TRIBUNALES RESPECTO A LOS GASTOS DE KILOMETRAJE?

Como hemos indicado al principio de este artículo, no hay una postura unitaria. Algunos magistrados adoptan un criterio flexible, atendiendo a la incuestionable lógica de que cualquier desplazamiento supondrá un coste y al principio in dubio pro damnatum (en caso de duda, se favorece al lesionado), mientras que otros magistrados abogan una exigencia probatoria más estricta que en ocasiones, imposibilita obtener la indemnización. Afortunadamente, en los últimos dos años hemos apreciado un despunte en las resoluciones de las Audiencias Provinciales que aplican analógicamente el valor de 0,19€/km para el cálculo de los gastos de kilometraje. Y como muestra, citamos las siguientes.

SAP Barcelona, sec 17ª S 17-06-2019, nº 375/2019 rec 87/2019-G (IdCendoj: 08019370172019100357): Deben asimismo estimarse los gastos de desplazamiento y aparcamiento (tiquets por importe de 64,77 €) para acudir a las visitas médicas y rehabilitación, considerando adecuado el cálculo de kilometraje de 0,19 euros por kilómetro por la distancia entre el domicilio de la actora y el centro asistencial (7 kilómetros que multiplicado por 25 desplazamientos, son 175 km que a razón de 0,19 €/Km, resultan 33,25 €).

SAP Lleida, sec. 2ª, S 31-01-2019, nº 58/2019, rec. 391/2017 (IdCendoj: 25120370022019100048): Es evidente que los desplazamientos debían efectuarse de algún modo, sin que el hecho de que no conste un concreto y determinado medio de transporte indicado los médicos comporte que el gasto de desplazamiento no sería necesario, pues lo relevante es que el traslado sí era necesario, y que necesariamente debía utilizarse algún medio de transporte.

AP Lleida, sec. 2ª, S 29-06-2020, nº 437/2020, rec. 66/2019 (IdCendoj: 25120370022020100397): Considerando en este sentido equitativo el criterio propuesto por el recurrente, a razón de 0,19 euros por kilómetro , por los ocho trayectos correspondientes a las cuatro visitas, lo que hace un total de 93,17 euros.


Y en el mismo sentido, AP Cantabria, sec. 2ª, S 20-05-2019, nº 283/2019, rec. 125/2019( IdCendoj: 39075370022019100169), AP Pontevedra, sec. 1ª, S 28-05-2019, nº 312/2019, rec. 145/2019(IdCendoj: 36038370012019100310), AP A Coruña, sec. 5ª, S 23-07-2019, nº 294/2019, rec. 419/2018 (IdCendoj: 15030370052019100286).

Reclamar un siniestro es tener cuidado de todos los pequeños detalles ya que las compañías buscan los pequeños errores o lagunas en la reclamación del siniestro para reducir el pago de la indemnización. Sea muy minucioso a la hora de reclamar. Guárdelo todo. Se lo aconseja, por experiencia, la directora técnica de Consultoría y Gestión de Siniestros, empresa especializada en reclamaciones a aseguradoras.